Un espacio dedicado a la literatura, las artes y temas de actualidad que puedan interesarle a todo el que piense y quiera un mundo mejor.

La música académica de Venezuela

21.08.07 | por Eduardo Casanova [mail] | Categorías: Ideas, Historia, Música

Si de algo se puede decir que tiene una gran tradición en Venezuela, es de la música académica. Humboldt, al visitar Caracas en los primeros días del siglo XIX quedó impresionado por la variedad y calidad de los músicos de Caracas, y supo que era algo que ya entonces tenía una larga historia. José Antonio Calcaño, en su libro "Cuatrocientos años de música caraqueña", afirma que en 1657 la Catedral de Caracas ya tenía un organista, seis capellanes de coro y un bajonista, y al año siguiente fue contratado un tenor y tiple. Pronto se enseñaría música en el Seminario, y en la Universidad de Caracas. El cargo de Maestro de Capilla de la Catedral fue desempeñado, entre otros, por Ambrosio Carreño, fundador de una notable estirpe de músicos caraqueños.

A fines del Siglo XVIII nació la Escuela de Chacao, conducida por el padre Sojo (Pedro Ramón Palacios y Sojo, tío de Simón Bolívar) y Juan Manuel Olivares. No se ocupaba sólo de la ejecución de la buena música, sino también de su creación. Se le llamó "Escuela de Chacao" porque sus integrantes solían reunirse a estudiar y tocar música en la Hacienda La Floresta, del padre Sojo (hoy Urbanización La Floresta y alrededores), en la Hacienda San Felipe, del padre (García) Mohedano (hoy La Castellana) y en los terrenos de Bartolomé Blandín (que hoy son el Caracas Country Club), tierras entonces de cultivo ubicadas en torno al pueblo de Chacao, que hoy es parte de Caracas. Fue un grupo de músicos de altísima calidad dedicado a cultivar el repertorio religioso con personalidad propia, aun cuando haya recibido alguna influencia de Pergolesi, Scarlatti, Haydn y Mozart, integrado entre otros por Bartolomé Bello (el padre de Andrés Bello), José Francisco Velásquez, José Angel Lamas, Juan José Landaeta, Cayetano Carreño (hermano de Simón Rodríguez), Lino Gallardo, José Francisco Velásquez, Pedro Nolasco Colón, Juan Francisco Meserón, Atanasio Bello Montero (empresario musical, difusor de grandes óperas y composiciones europeas del primer tercio del siglo XIX), José María Izasa (socio de Bello Montero en La Compañía) y José María Montero.

En el siglo XIX, mientras Venezuela se desangra en guerras civiles, se destacan José Angel Montero, autor de una de la que generalmente se considera la primera ópera venezolana (Virginia), que fue reestrenada en el Siglo XX por Primo Casale, en lo que probablemente haya sido más bien una versión del director que propició (y dirigió) el reestreno, que la obra original tal como debe haberla conocido el público caraqueño del Siglo XIX, Salvador Llamozas, Martín Díaz Peña, Juan Bautista Abreu, Rafael María y María Saumell, Jesús María Suárez y Mauricio Salicrup, varios de ellos autores de excelentes valses, género que tuvo muchísima difusión en su tiempo. Mención aparte merecen Felipe Larrazábal, Federico Villena, Ramón Delgado Palacios y, muy especialmente, Teresa Carreño, pianista y compositora que se dio a conocer en todo el mundo civilizado de su momento. Reinaldo Hahn, aunque nació en Caracas, no debería ser considerado, por su formación y su vida, músico venezolano propiamente dicho.

Ya en el siglo XX, los grandes nombres de la música son los de Juan Bautista Plaza, Moisés Moleiro, José Antonio Calcaño, Juan Vicente Lecuna, y en particular por su arista docente, Vicente Emilio Sojo.

Vicente Emilio Sojo, nativo de Guatire, con tesón y gran profesionalidad fundó uno de los movimientos musicales más importantes que se han producido en Venezuela, al que pertenecieron los maestros Antonio Estévez, Antonio Lauro, Carlos Figueredo, Inocente Carreño, Blanca Estrella, Angel Sauce, José Clemente Laya, Gonzalo Castellanos, Evencio Castellanos, Raimundo Pereira, Modesta Bor y muchos otros.

Fuera del área de influencia de Sojo surgen otros buenos músicos, como María Luisa Escobar, Eduardo Plaza, Carlos Teppa, Alexis Rago, y algunos que en cierta forma podrían constituir la última generación de compositores venezolanos, como Alfredo del Mónaco, Luis Morales Bance, Federico Ruiz, Sergio Tulio Marín, Eric Colón, Alfredo Rugeles, Juan Carlos Núñez, Ricardo Teruel, etcétera.

Después de ellos, durante el último cuarto del siglo XX y los primeros años del XXI, la música académica venezolana se ha centrado en lo superficial, en el espectáculo, no en la creación, por lo que ya no parece haber formación de compositores de relevo de aquella última generación. Es una nueva demostración de que el país perdió el rumbo prefiere lo aparente a lo real, la vistosidad a la profundidad. La proliferación de orquestas infantiles y juveniles ha tenido como efecto secundario indeseable que se prefiera la “performance” (Ejecución, desempeño, cumplimiento, obra, acción, hecho y representación), a la creación. Las candilejas al drama. El populismo, de nuevo, parece haber vencido a la honestidad. Tal como en la política.

21/8/2007

Tag Blogalaxia:  

Permalink

12 comentarios

Comentario De: José Méndez Farrera [Visitante]  

Felicitaciones por tan interesante sitio web.
Necesito una información sobre bibliografía de la canción "Adiós a Ocumare". Si usted podría enviármela, le estaré muy agradecido.

Atentamente:

José Méndez Farrera

26.10.07 @ 06:13
Comentario De: eddcas [Miembro]  

Amigo Méndez Farrera:
No tengo información exacta que ofrecerle, pero le doy dos direcciones: Fundación Vicente Emilio Sojo (Funves) Av. Araure, Quinta Mery, Chuao. Caracas, Venezuela, Teléfonos: 58-212-991. 7601, 58-212-993.7008, e-mail: [email protected], y La Fundación de Etnomusicología y Folklore (Fundef), Prolongación Avenida Zuloaga, Quinta Micomicona, a 200 metros de la Estación del Metro La Bandera, Los Rosales, Caracas, tlf. 58-0212-693.8597. e-mail: [email protected]. En especial la primera de las dos instituciones debe tener la información que usted pide. Un cordial saludo.

26.10.07 @ 15:36
Comentario De: Bernardo Villalba [Visitante]

Señor Eduardo Casanova es muy impresionante el desarrollo musical de Venezuela, tradición y conocimientos de muchos años. Me gustaría que me ayude a profundizar el concepto de Estudio Musical Académico, estaría muy agradecido por la info.
Desde Paraguay, saludos...

09.09.08 @ 09:22
Comentario De: Elba Romero López [Visitante]

Felicitaciones y muchas gracias por este sitio, muy útil para quien como yo investiga sobre la música venezolana, como base para el programa de corte nacionalista ORGULLO DE MI ESTIRPE, el cual se transmite por Radio UNO, dial 1340, todos los sábados entre 2 y 3 de la tarde. Allí estamos a la orden.
Me gustaría saber de algunos compositores que se han perdido en el tiempo y pareciera no haber registro sobre ellos, pero quedan sus canciones, como JUAN RAMON BARRIOS, RICARDO ACEVEDO, JUAN VICENTE VALERA,ANDRES CISNEROS Y OTROS MUSICOS (CANTANTES, ESPECIALMENTE) DE LA PRimera mitad del siglo XX), por ejemplo. Dónde podría conseguir información de ELLOS.
Muchas gracias de antemano

04.12.08 @ 05:39
Comentario De: Anna Meißner [Visitante]

Un saludo señor Casanova, se me ocurre preguntar en el caso de Venezuela, que esta viviendo una revolucion, no deberia precisamente estar produciendo una nueva generacion de compositores revolucionarios? diria usted que ya ha sido escrita alguna sinfonia revolucionaria? alguien me comenta que los compositores que ud me nciona como "ultima generacion" estan todos por encima de los 50 años de edad...
saludos
Anna M.

28.04.09 @ 16:40
Comentario De: eddcas [Miembro]  

Anna:
Venezuela no vive una revolución, vive una tragedia. El actual gobierno se gasta fortunas en propaganda, y la corrupción es cada día mayor. Cada día hay más pobreza, más miseria y menos porvenir. No hay compositores nuevos en Venezuela, salvo unos pocos formados en el extranjero, en buena parte porque los gobiernos, no sólo el actual, sino los anteriores, prefirieron gastar fortunas increíbles en un "sistema" que ha acabado con los estudios musicales serios. Así que esos compositores de 50 o más años son los más recientes. Pobre país...

29.04.09 @ 18:25
Comentario De: Anna Meißner [Visitante]

Perdone que es ahora que le respondo, pero he estado de viaje mucho tiempo y no habia podido ocuparme de esto antes. Es una lástima que como ud dice los estudios musicales serios han sido "destruidos" por el sistema, del cual sé porque han venido muchas veces a Alemania. Ojala pudieran convivir ambos mundos simultaneamente, yo me imagino cuales son ls criticas que se le pueden hacer dese el sector academico, pero en si el "sistema" ha mostrado resultados positivos en los ultimos anios.
Los compositores mas jovenes, que seguramente los hay, deberian ser mas divulgados de alguna forma, en ninguna parte se puede dar apoyo completo a nadie, pero lo preocupante es que al parecer no sobresale ni una sola cabeza entre la multitud, sera posible que no se proyecte ni a un solo compositor joven? de ser asi entonces es verdad que no existe revolucion alguna, que cuando la hay lo primero que hace es tratar de cambiar parametros culturales projektando nuevos artistas... saludos

Anna Meißner
www.musicalion.com

15.06.09 @ 02:54
Comentario De: casrlos lugo [Visitante]

hola soy carlosxD

13.10.09 @ 19:03
Comentario De: Pablo Camacaro [Visitante]

Siempre me he preguntado el por qué existe esa disgregación entre los compositores académicos y los populares. Pienso que lo que más importa es la trascendencia que tenga y el aporte que haga, cada creador musical con sus obras y el impacto social que ellas produzcan. Habría que ponderar que sería más importante, si crear, impulsar y mantener la tradición musical de los géneros populares de nuestro país, o seguir repitiendo las obras de los grandes compositores universales, las cuales no es que sean dañinas, sino que gran parte de sus defensores, obstaculizan el desarrollo y la natural evolución de la buena música popular venezolana. Ambas corrientes son valederas y tienen cabida en el público, pero debe existir entre los docentes y directores responsables, la suficiente amplitud de criterio para no subestimar ningún género musical, por muy popular que éste sea.

No por popular y reciente deja de tener valor histórico y sociocultural, la gestión de los cultores de la música tradicional venezolana.

Pablo Camacaro, Compositor.

10.01.11 @ 14:58
Comentario De: eddcas [Miembro]  

Plenamente de acuerdo con lo dicho por Pablo Camacaro. La verdadera división de la música es entre buena y mala, la buena música popular es tan importante como la buena música académica, y ambas son muy superiores a la mala música académica o popular. Los cultores de la música popular merecen todo el respeto de los que disfrutan la buena música. Gracias por su participación y reciba un buen saludo.

10.01.11 @ 16:03
Comentario De: Fabiola Duque [Visitante]

Buenas tardes quisiera saber si pudieran ayudarme hago un trabajo de musica academica y me piden nombre de grupos vocales de rebombre en venezuela queria saber si tendrian respuesta

06.07.12 @ 11:41
Comentario De: Evencio Silva [Visitante]  

muy interesante y puntual su reseña historica,,pero en cuanto los nuevos compositores,,despues de la escuela de ionnix ionidis,,,que es la de los maestros rugeles, del monaco, bilbao,,etc..esta la de mastrogiovanni,,,y la del maestro bls aterhotua,,de la cual pertenesco,,osea que si hay y existe mas,,,gracias amigos y saludos

25.01.13 @ 11:51