Literanova

Chantaje de un pistolero

El Universal de hace unas semanas trajo, con la firma de Ocarina Espinoza, una noticia que dice mucho: “El presidente de la República, Hugo Chávez, volvió hoy a alertar a sus acólitos sobre la intención de la oposición de intentar sacarlo del poder si llegan a ganar varias gobernaciones y alcaldías en las próximas elecciones regionales. Sostuvo que ‘si eso llegara a ocurrir ustedes tenga la seguridad de que el próximo año sería un año de guerra porque ellos vienen es por mí, es la orden del Imperio: saquen a Chávez’ “. Se trata de un simple chantaje. Una amenaza que pretende evitar que la gente lo rechace, y que asimila el rechazo a la aceptación de un “úkase” del imperio del mal. Son tácticas de pistolero. “Si me rechazan, tendrán en la conciencia una masacre de venezolanos”, es lo que pretende decir. Es lo que dice. ¿Y así pretende desarmar a los defensores de la libertad y la democracia? Cada día queda más demostrado que el teniente coronel Chávez Frías no es sino un simple gánster, un pistolero que apela a las armas más innobles, más bajas, para mantenerse en el poder y seguir abusando, robando, dañando al país. Y frente a esa evidencia no puede haber sino un camino: seguir combatiéndolo, seguir apelando a todo lo bueno que subsiste en el alma de los venezolanos. Seguir oponiéndose a los ladrones, a los canallas, a los que han estado en el poder durante los últimos diez años. No hay otro camino