Hogar

Cómo escoger fundas para cojines que combinen con tu salón

La decoración es un tipo de arte moderno, y más cuando la decoración de un hogar es el reflejo de nuestros gustos, sentimientos y emociones. Nuestro hogar no deja de ser ese lugar donde podemos relajarnos después de una larga jornada laboral, de un día duro, y sentirnos tranquilos en un ambiente reconfortante. Es por eso que la decoración es tan importante.

Los cojines no solo tienen una función de comodidad, sino también es un elemento decorativo que puede mejorar o empeorar nuestra decoración. Hoy vamos a ver algunas ideas para escoger las fundas cojines que mejor combinen con tu salón.

La gama cromática

Lo más importante a tener en cuenta, es prestar atención a los colores que conforman tu salón. Suelen tener unos colores principales, en distintas tonalidades. En base al color o los colores principales de tu salón, puedes tener en cuenta qué fundas de cojines pueden combinar mejor.

Los colores fríos, como son el gris, el azul, el verde o el violeta, combinan muy bien entre ellos. Si tienes cualquiera de esos colores, o varios, puede buscar una funda de un mismo color pero en una tonalidad más suave o más fuerte. Si tienes una gama de colores fuertes, lo ideal serían unos cojines más apagados, porque muchos colores fuertes pueden ser demasiado. Si por el contrario tienes un salón con colores apagados, suaves o pastel, puedes poner colores también suaves, que dará un toque muy uniforme, o buscar una tonalidad más fuerte, para que resalte.

Los colores cálidos, como el marrón, amarillo, naranja o rojo, también combinan perfectamente bien entre ellos, y puede aplicárseles el mismo principio que a los fríos. Es decir, añadir colores similares en una tonalidad más o menos suave.

¿Lisos o estampados?

Esta es una decisión difícil. Los colores lisos, por norma general, suelen combinar con todo tipo de salones. Además, con los colores lisos se puede crear un degradado de color, poniendo un cojín de un color más fuerte, y poner al lado varios colores con tonalidades cada vez más suaves, de manera que parezca un precioso degradado.

Los estampados siempre son más atrevidos, pero cuesta combinarlos bien. Si tienes un salón de tonos suaves y texturas lisas, poner unos cojines con algún estampado puede quedar precioso.

Colores comodín

Si sigues teniendo dudas, siempre puedes acudir a los colores “comodín”, como son el negro y el blanco. Nunca te vas a equivocar si escoges cojines lisos negros y/o blancos. Son colores que combinan con todo el resto de colores y tonalidades.

Puedes ponerlos solamente de alguno de estos dos colores, poner de ambos, o incluso, colocar colores siguiendo los consejos mencionados anteriormente, y añadir cojines blancos y/o negros. Lo cual dará un efecto muy agradable a la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *